Comenzar un proyecto

Un tejado no es solo protección contra el frío y la lluvia. Es capaz de reflejar la personalidad de los que viven bajo él, su estilo de vida, su carácter. Eso es lo que hace que cada cubierta sea única.
Comenzar tejado particulares

Información básica sobre tejados y cubiertas

La forma de la cubierta

La primera clasificación básica es entre cubiertas planas e inclinadas:

  • Planas: las que tienen una inclinación inferior a 5 grados. Pueden ser transitables (para peatones) o no transitables y también se clasifican por sus usos: ajardinadas, transitables con baldosas o incluso cubiertas parking, preparadas para el paso de vehículos.

  • Inclinadas: que habitualmente están cubiertas por tejas de hormigón, de cerámica o incluso tejas metálicas.

En BMI disponemos de soluciones completas para cualquier tipo de cubierta. 

Las funciones de la cubierta

Un tejado no solo es un elemento de protección contra agentes atmosféricos e intrusiones, sino que es un componente indispensable de la vivienda. Una cubierta correctamente instalada proporciona: 

  • Aislamiento térmico: retiene el calor producido dentro del edificio en invierno y limita la transferencia de calor que se acumula en el tejado durante el verano.

  • Aislamiento acústico: mitiga el ruido proveniente del exterior, especialmente el de la lluvia.

  • Protección y regulación de la humedad interior y exterior.

Pero además, una cubierta puede tener más usos: recoger el agua de lluvia, acumular energía por medio de sistemas fotovoltaicos, iluminar el interior por medio de tejas translúcidas o de claraboyas...

En BMI estamos para ayudarte a encontrar la cubierta más adecuada para ti.