BMI con los particulares

¿Quieres construir o reformar tu cubierta? En BMI estamos contigo. Aquí encontrarás las claves para que tu nueva cubierta, además de protegerte del frío y la lluvia, refleje tu personalidad.
BMI Homeowners

BMI con los particulares

¿Quieres construir o reformar tu cubierta?

En BMI estamos contigo. Aquí encontrarás las claves para que tu nueva cubierta, además de protegerte del frío y la lluvia, refleje tu personalidad.

Imagen-4

Navegación rápida

Quiénes somos

Quiénes somos

En BMI somos líderes europeos en la fabricación y venta de productos para cubierta plana e inclinada.

Nuestras cubiertas son diferentes por 4 motivos, que son la base de nuestro negocio:

  • Soluciones sostenibles, que contribuyen a una edificación más responsable.

  • Innovación tecnológica, con los productos más avanzados del mercado.

  • Soporte técnico, con expertos capaces de asesorar en todas las etapas del proyecto.

  • Variedad de soluciones, para todo tipo de cubiertas y en cualquier zona geográfica.

 ¿Por dónde empezamos?
La cubierta o tejado es la parte superior de los edificios, con la que se protege el espacio interior de los agentes atmosféricos a los que estamos expuestos, sobre todo la lluvia, la nieve y el sol.
Como consecuencia de esta continua exposición directa a condiciones climáticas cambiantes, es la parte de la edificación que más deterioro sufre.
Para evitar problemas futuros, es necesario contar con instaladores profesionales cualificados y con productos y sistemas fiables.

BMI Sealoflex inspiracion

La primera decisión a tomar: ¿Cubierta plana o inclinada?

CUBIERTAS INCLINADAS

También llamadas tejados, son las que tienen una inclinación mayor. En estos casos, la mejor solución son siempre los tejados de tejas, por su durabilidad, y eficiencia… y además son sostenibles.
En BMI te ofrecemos tejas cerámicas o de hormigón que, junto con las piezas especiales, componentes y accesorios, forman soluciones completas con las más altas prestaciones.

CUBIERTAS PLANAS

Son las que tienen una inclinación inferior a 5 grados. En el caso de las viviendas suelen ser transitables, es decir que tienen que estar preparadas para el tránsito de personas. Para que su uso sea más cómodo, pueden tener acabado vegetal, lo que se llaman cubiertas ajardinadas.
Para ellas, en BMI podemos recomendarte distintos tipos de soluciones, con láminas bituminosas, sintéticas o impermeabilización líquida, pero contando siempre con un buen aislante térmico.

El CTE determina que las cubiertas planas son aquellas que tienen una inclinación menor del 5%, y pueden ser transitables o no. El resto son cubiertas inclinadas.

Fisica del tejado cubierta plana

Cubierta plana

Fisica del tejado cubierta un agua

Cubierta a un agua

Fisica del tejado cubierta dos aguas

Cubierta a dos aguas

Fisica del tejado cubierta cuatro aguas

Cubierta a cuatro aguas

Factores a tener en cuenta

Además de la forma, tenemos que pensar en las características y prestaciones que necesitamos. Aquí van algunas claves de lo que debemos pedirle a nuestra cubierta:

  • Estanqueidad: no solo para protegernos directamente de la lluvia y la nieve, sino para impedir las filtraciones de agua hacia el interior del edificio. Dichas filtraciones no solo provocan humedades y goteras, sino que pueden llegar a deteriorar seriamente el edificio.

  • Aislamiento térmico: nuestra cubierta debe soportar sin deteriorarse las contracciones y dilataciones causadas por los cambios de temperatura del exterior. Además, debe limitar la transmisión del calor o del frío, manteniendo una temperatura confortable en el interior del edificio.

  • Aislamiento acústico: aislar el sonido de la lluvia, el viento o los ruidos de la ciudad contribuye al confort de las personas que habitan en el interior. Está más que demostrado cómo la contaminación acústica afecta negativamente a la salud.

  • Iluminación: Éste es el momento de aportar luz natural a la buhardilla o la escalera. Para ello existe una amplia variedad de claraboyas, lucernarios, ventanas para cubiertas inclinadas e incluso tejas traslúcidas. 

Cómo conseguir una cubierta duradera

Construir o reformar una cubierta supone una inversión importante y por eso hay que asegurar que nos dure muchos años en perfectas condiciones. Estas son las claves para una cubierta duradera:

Consejos fáciles para el mantenimiento de la cubierta

La cubierta, como cualquier parte del edificio, necesita de tu atención. Al menos una vez al año, preferiblemente a principios de otoño, haz las comprobaciones siguientes:
Revisa los techos y paredes desde el interior, para ver si hay goteras incipientes y si éstas pueden provenir de la cubiertaEn las cubiertas planas: verifica que no haya fisuras ni otros deterioros en los puntos críticos como el encuentro con las paredes, los sumideros o los lucernariosEn las cubiertas inclinadas: revisa las tejas, para asegurar que no hay tejas rotas o movidas, dejando huecos por los que se pueda filtrar el agua. Limpia el tejado de hojas, ramas u objetos que hayan caído sobre él y asegura que las ramas de los árboles cercanos no tocan la cubierta, porque podría deteriorarla. Por último, limpia el canalón de hojas y ramas para garantizar la evacuación del agua de lluvia.

Solicita información a nuestro equipo de expertos