Mini Guía: Actualización líneas de underlays o láminas bajo teja

149149366_258292589208723_3808925672612688853_n
Share:

En los últimos 10 años los materiales y formas de ejecutar una cubierta ha cambiado en muchos aspectos, ahora la instalación en seco, la fijación y el uso de elementos auxiliares toman mucho más protagonismo y se consideran una parte fundamental, como en su día lo fue la propia teja.
Entre ellos, la evolución como producto y la valoración de los instaladores en las láminas bajo teja o underlays ha pasado de un mero elemento adicional, un “por si acaso” cuyo criterio de elección se basaba en cuánto menor precio y más peso por metro cuadrado mejor, a un valor técnico basado en su estanqueidad al agua, al viento, su resistencia mecánica, su grado de transpirabilidad al vapor de agua y bandas de sellado entre otros.

En BMI ofrecemos un surtido de láminas impermeables-transpirables, así como barreras de vapor, con distintas funcionalidades y características que sirven para cubrir las necesidades habituales en nuestro mercado.

¿Cómo elegir una lámina bajo teja o underlays?

Sin duda la elección de una lámina adecuada puede marcar la diferencia en su rendimiento, así la situación geográfica, la instalación antes o después del aislamiento, el tipo de soporte sobre el que descansará son factores que debemos tener muy en cuenta, por ejemplo, una estimación del riesgo de condensaciones nos ayudará a establecer el diseño o built-up de nuestra cubierta y con ello qué tipo o tipos de láminas necesitamos y dónde colocarlas en función de la “física” o “comportamiento” óptimo de nuestro tejado. En BMI Expert disponemos de un software que, añadiendo variables como la localización, tipo de aislamiento, soporte, ect…ofrece una valoración específica del riesgo de condensaciones y cómo resolverlo con la ayuda de las láminas.

Las tres características que se deben tener en cuenta para seleccionar la lámina que más se ajusta a nuestro proyecto son las siguientes:

  • Coeficiente sd: nos da una idea de la resistencia al vapor de agua, cuanto mayor, más resistencia. En general debemos recordar la ley del embudo, usando valores de sd mayores del interior al exterior y usando como referencia básica que una lámina impermeable-transpirable tiene valores de sd inferiores a 2.

  • Refuerzo: si lámina posee un mallazo de refuerzo, esto le da una mayor resistencia mecánica, ideal para soportes como el hormigón, en cambio sobre soporte madera, pueden usarse sin refuerzo.

  • Bandas de sellado: estas bandas sin duda refuerzan el sellado del solape entre láminas y mejoran su estanqueidad al agua y al viento.

Contrariamente a lo que se suele indicar, el gramaje por metro cuadrado no es una variable determinante en cuanto a la calidad de una lámina.

Además, la innovación está permitiendo que las nuevas generaciones de láminas bajo techo o underlays incorporen cualidades superiores en cuanto a durabilidad, protección a UV e incluso, su fabricación con productos naturales como la caña de azúcar.

En BMI hemos queremos liderar la innovación de estos productos y hemos lanzado dos nuevos productos de alta tecnología, la lámina Divoroll Biolaytec, fabricada en un 87% con materiales naturales y la nueva barrera de vapor Vapotech 2S Plus con bandas adhesivas integradas, con refuerzo y antideslizante.

Si quieres obtener más información o no tienes claro qué lámina escoger para tu cubierta, puedes ponerte en contacto con nosotros, uno de nuestros expertos te ayudará en todo lo que necesites.

Descargar en PDF

Escrito por:

También te puede interesar

Solicita información a nuestro equipo de expertos

Share: