¿Qué es el radón?

El radón es un elemento químico que pertenece al grupo de los gases nobles. Es incoloro, inodoro e insípido, y está presente en la corteza terrestre en concentraciones variables, en función de la composición de las rocas y el suelo. 
Este gasse origina de forma natural por la descomposición del uranio y es por tanto radiactivo. Emana del suelo con facilidad y pasa al aire de forma que en espacios abiertos se diluye rápidamente, por lo que no supone ningún riesgo para la salud. Sin embargo, en espacios cerrados y poco ventilados, puede alcanzar concentraciones elevadas y potencialmente peligrosas. El radón se cuela en las edificaciones a través de las grietas del suelo, poros existentes en el hormigón de los muros,  sumideros y desagües. Por eso, y por estar más cerca del suelo, alcanza concentraciones más altas en sótanos, bodegas, garajes, o cualquier espacio habitable que esté en contacto directo con el terreno. Desde allí, puede migrar hacia las plantas superiores a través del techo.
El tipo de suelo es el factor más importante, según sea o no rico en uranio. En este mapa podemos ver las zonas de España con mayor concentración de gas radón. Son las áreas en que el subsuelo está formado por rocas graníticas, o por sedimentos cuyo origen son rocas graníticas.

¿Cómo evitar que el radón alcance concentraciones elevadas?

En la última modificación del CTE se ha incluido un Documento Básico dedicado al radón: DB HS6 - Protección frente a la exposición al radón. 

 En este documento se establecen las medidas a implantar para, en función de la localidad en la que se localiza la edificación, garantizar que la concentración de radón sea inferior a 300 Bq/m³:

  • Instalar una barrera de protección, formada por productos impermeables a la entrada del gas, que impiden que se filtre desde el terreno
  • Crear una cámara de aire ventilada, de forma que el radón acumulado en ella se evacúe hacia el exterior, dispersándose en el aire libre.
  • Despresurizar el terreno, mediante la disposición de elementos que favorezcan la salida del radón hacia el exterior del edificio en lugar de hacia el interior.

 

En cuanto a la aplicación de estas medidas en nuestro país: todas las obras nuevas que hayan solicitado licencia municipal a partir del 24 de Septiembre de 2020, deben incorporar soluciones contra el radón en función del municipio en que se encuentren (ver mapa):

En los municipios de la zona 1: solución A o B

En los municipios de la zona 2: solución A + (B o C)

Monarflex Radon Control System

Una solución completa con todos los componentes necesarios para garantizar la seguridad de los edificios

Monarflex es un sistema completo, formado por distintos productos, componentes y accesorios, que forma una barrera de protección frente al gas radón, impidiendo su entrada en la edificación. Por sus características, es apto para edificios en fase de nueva construcción y también para rehabilitación, donde la aplicación de sistemas de control es más limitada.

La clave del sistema - Lámina Monarflex RBM 400

Se trata de un sistema de impermeabilización completo, formado por diferentes elementos y componentes que dan lugar a una solución versátil y segura, adecuada para múltiples proyectos:
Es el elemento fundamental del sistema, que le aporta sus principales ventajas.

Es una lámina de polietileno virgen de baja densidad (LDPE), que garantiza su flexibilidad y resistencia

Está formada por varias capas y lleva en su interior una armadura de poliéster de alta resistencia y durabilidad

Otros componentes del sistema Monarflex

Aunque la lámina Monarflex RBM 400 sea el elemento fundamental, la protección contra el radón solo se consigue cuando se integran y se instalan correctamente el resto de componentes del sistema:

 

 

Monobond LT

Cinta de sellado a doble cara, para sellar entre sí las láminas Monarflex

icocorner
IcoCorner External/Internal

Elementos prefabricados para resolver los encuentros en esquinas y rincones

Multitape Radon Butyl
Multitape Radón Butyl

Cinta de sellado para encuentro con paramentos verticales

radon easy pour
Monarflex Easy Pour

Sellador líquido, vertible y autonivelante para elementos emergentes de pequeño diámetro.

Sistema Easi-Sump

Sistema de despresurización del terreno, que se instala como una red de elementos de captación y canalización.

El sistema está formado por unos elementos de plástico conformado (Easi-Sump), a modo de arquetas, que se instalan bajo la solera del edificio, en una capa de relleno granular para favorecer la circulación del gas. Dicha red va conectada mediante tubería de PVC a un elemento exterior (Cap-Link), de modo que se lleva el gas radón hacia el exterior del inmueble.
Mediante la instalación de estos dispositivos se invierte la diferencia de presión entre el sustrato y el interior del edificio, dificultando la entrada de radón.

En aquellos lugares donde la concentración prevista de gas radón es más elevada, la combinación de ambos sistemas asegura la protección frente a un contaminante tan peligroso y nocivo como el radón.

radon EASIsUMP
Radon Easi sump
Easi-Sump

Diseño único patentado con gran base abierta que evita que el se ciegue, como puede suceder con los sumideros que tienen paredes laterales perforadas previamente.

Radon Easi-Cap Link Recto
Easi-Cap Link Recto

Permite la conexión de los Easi-Sump con el exterior de los edificios, mediante la conexión con una tubería de PVC de 110 mm. de diámetro

Radon Easi-Cap Link 90
Monarflex Easi-Cap Link 90º

Elemento que permite la conexión de los Easi-Sump con el exterior de los edificios, mediante la conexión con una tubería de PVC de 110 mm. de diámetro.

Pide más información

¿Tienes dudas? Solicita información a nuestro equipo de expertos

Pide información sin compromiso sobre productos, presupuestos, catálogos o asesoramiento técnico durante todo el proceso de obra.