Qué son las declaraciones ambientales de producto

Hoy en día, muchas decisiones de compra y consumo están basadas en criterios ambientales, o bien estos criterios tienen ya un peso significativo en las mismas.

Según la UNE-EN 15804, “una Declaración Ambiental de Producto (DAP) comunica de forma verificable, precisa y no engañosa la información ambiental de los productos y sus aplicaciones, apoyando así una toma de decisiones justa con base científica y desarrollando las posibilidades de mejora continua ambiental impulsadas por el mercado”.

Las DAP están reguladas por la norma ISO 14025 y se basan en el Análisis del Ciclo de Vida (ACV) de los productos. La información se estructura en diversas categorías de impacto (calentamiento global, agotamiento de la capa de ozono, etc.) junto con otra información adicional como los residuos generados.

En BMI contamos con la DAP de las tejas cerámicas, elaborada por un organismo independiente y gestionada a través de Hispalyt, la asociación de fabricantes de ladrillos y tejas de España, que demuestra que estos productos son medioambientalmente sostenibles.